Introduccion PDF Imprimir

El estudio de las plantas medicinales se presenta como un desafío para aquellos que trabajan en investigación buscando en la naturaleza nuevas fuentes de principios activos a ser utilizados en terapéutEl Alquimista (1647-49).David Teniers the Younger.The Royal Collection, Londresica.
Las plantas medicinales, son definidas por la
Organización Mundial de Salud (OMS) como toda especie vegetal en la que todo o una parte está dotada de actividad terapéutica.
Remontándonos un poco a la historia, se puede decir que desde el comienzo de la vida sobre la tierra, fueron los vegetales en una primera instancia, los que facilitaron la existencia de los animales y de los hombres. En un principio, hombres de distintas tribus o comunidades descubrieron casi simultáneamente, el efecto que causaban algunas plantas sobre el comportamiento de los animales y el hombre mismo, observando que algunas eran buenas como alimento, mientras que otras tenían propiedades curativas y otras hasta eran tóxicas, fueron los primeros pasos de ensayo error donde el hombre primitivo adquirió un primer conocimiento sobre las especies vegetales que podrían ser útiles en terapéutica.
La mayor parte de la población, sobre todo los países en desarrollo, no tienen a su alcance la posibilidad de adquirir medicamentos elaborados por la industria y cuidan su salud primaria recurriendo a los vegetales usados por tradición, cuya eficacia y carencia de toxicidad, se encuentra avalada por el uso popular durante largo tiempo.

En este sentido, la Dra. Zhang (año 2000) directora del Programa de Medicina Tradicional de la OMS, ha realizado unas declaraciones, según las cuales:

 “el uso de las plantas medicinales está asumiendo una importancia creciente en la atención primaria de la salud de los individuos y de las comunidades, tanto en los países en vías de desarrollo como en la mayoría de los países desarrollados, existiendo paralelamente un incremento del comercio internacional de estas plantas”.

Por este motivo la OMS, pide a su Director general:
“...se asegure que la contribución de los métodos científicamente probados de la medicina tradicional, sean debidamente promocionados en todos los programas de la OMS, especialmente en los que los productos derivados de las plantas u otras sustancias naturales que puedan contribuir al descubrimiento de nuevas sustancias terapéuticas... pedir a los organismos gubernamentales y no gubernamentales, así como a la industria, que promuevan su financiación e implementen esta resolución”. Navarro Moll. , (2000).

Es aquí donde se presenta el desafío de comprobar su eficacia através de ensayos farmacológicos, y aislar los principios activos responsables de su actividad, identificar estructuras presentes con actividad terapéutica, determinar dosis efectiva, dosis tóxica, y demás, pasos que se deben seguir para llegar a la obtención de un medicamento de buena calidad, efectivo, seguro, es decir validar científicamente, lo aportado por el uso popular.

Farmacognosia

La Farmacognosia, antigua “Materia Médica”, actualmente integra el conjunto de las ciencias que hacen a la carrera de Farmacia. Es la ciencia que se ocupa del conocimiento de las materias primas de origen biológico que el farmacéutico o la industria farmacéutica emplean en la preparación de medicamentos.
Tiene como cuerpo de doctrina el estudio de las “drogas de origen natural” entendiéndose como tal materias primas y sustancias con propiedades terapéuticas de origen natural o biológico, es decir obtenidas a partir de vegetales (plantas u órganos de plantas, enteros o parte de los mismos), de animales o por fermentación a partir de microorganismos. El primer origen es el que se aborda fundamentalmente en este curso.
Es una disciplina cuyos contenidos básicos comprenden el origen y obtención de las drogas, la metodología genera -tanto química como físico-química y biológica- imprescindibles para su estudio. Abarca el conocimientos del nombre científico del vegetal o animal del que proceden y su origen geográfico, la descripción de sus características (morfológicas e histológicas), condiciones de cultivo, mejora, recolección, conservación, etc y se ocupa así mismo del estudio de su composición química y de la naturaleza de sus principios activos, de los ensayos para su caracterización y valoración y de las principales aplicaciones en terapéutica de las drogas de origen natural y de sus principios activos.
La Farmacognosia se ocupa también de especies vegetales que se emplean en la industria farmacéutica para la obtención de principios activos puros ya sea para su utilización directa en medicamentos o como punto de partida para la semisíntesis o para el modelado molecular de otros compuestos con actividad terapéutica. Incluye el estudio o mención de plantas de interés por otras aplicaciones farmacéuticas como adyuvante o vehículos en la elaboración de medicamentos.
Igualmente la Farmacognosia estudia plantas como las alucinógenas por su relación directa con muchas de las drogas de abuso y por que algunas de ellas han contribuido al entendimiento de la etiología molecular de patologías mentales profundas. También estudia otras especies consideradas tóxicas, cuyo conocimiento es necesario por las intoxicaciones que puedan dar lugar.
Si bien la mayor parte de los contenidos trata del estudio de las drogas de origen natural y principios activos producidos a través de procesos biosintéticos en plantas, microorganismos y animales, se incluye una breve introducción a la Biotecnología Farmacéutica (Farmacobiotecnología) que involucra la producción de drogas naturales por aplicación de los remarcables progresos realizados en la actualidad de la biología molecular.